martes, 29 de noviembre de 2016

Una Simple Estrategia que Genera 14% al año desde 2003

Por Zest Capital

La aparición de instrumentos financieros como los ETFs está permitiendo que inversionistas individuales accedan a retornos anuales muy atractivos, con un riesgo muy controlado a través de portafolios muy diversificados. Los ETFs son instrumentos financieros que engloban a un gran número de acciones, como si fuera un Fondo Mutuo, pero que puede ser adquirido como si fuera una acción.

Eso quiere decir que por el valor de una acción, usted puede comprar una parte de 50, 100 o más acciones en un sólo instrumento y puede venderlo también muy rápidamente.

Hay ETFs para todos los gustos. Hay algunos que replican a los principales índices y de esa manera, si usted adquiere el ETF que se llama SPY, en realidad está comprando una participación de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos y que forman parte del Indice SP-500. También puede comprar un ETF que replica el comportamiento del Nasdaq-100, del DJ-30 y de prácticamente cualquier otro índice de la Bolsa de Valores.

Hay otros ETFs que invierten en Materias primas como el Oro (GLD) o la Plata (SLV), o industrias específicas como Agricultura, Textil o Biomedicina, o telecomunicaciones. Se puede comprar ETFs que agrupan empresas grandes, medianas o pequeñas, empresas que entregan dividendos trimestrales, reparten dividendos crecientes o no entregan dividendos. Hay ETFs que agrupan bonos, monedas, instrumentos de países específicos o regiones geográficas determinadas. En general, en la actualidad podemos encontrar ETFs que responden a un número creciente de posibilidades. Sólo en Wall Street hay actualmente, más de tres mil diferentes tipos de ETFs.

Esta abundancia de instrumentos financieros, permite mantener portafolios de inversión muy diversificados y estructurar fácilmente, estrategias de inversión que se adecuen al perfil de riesgo de cada inversionista o a su preferencia de inversión.

Hace unos años, la empresa financiera State Street Global Advisors SPDR, estructuró nueve ETFs que invertían en las acciones que eran parte de los nueve sectores en los que se divide el mercado bursátil de Estados Unidos. Estos ETFs son los siguientes:

XLU.- SPDRs Select Sector Utilities ETF.
XLE.- SPDRs Select Sector Energy ETF.
XLB.- SPDRs Select Sector Materials ETF.
XLF.- SPDRs Select Sector Financial ETF.
XLV.- SPDRs Select Sector Health Care ETF.
XLI.- SPDRs Select Sector Industrial ETF.
XLK.- SPDRs Select Sector Technology ETF.
XLP.- SPDRs Select Sector Consumer Staples ETF.
XLY.- SPDRs Select Sector Consumer Discretionary ETF.

Cada uno de estos ETFs contienen en promedio unas 45 acciones de empresas de esos sectores. Con estos nueve ETFs se pueden estructurar múltiples portafolios, siguiendo diferentes estrategias. Una de ellas, muy simple, es la que se denomina Dual Momentum. A través de esta estrategia, se clasifican estos ETFs de acuerdo al rendimiento que han venido registrando durante los últimos meses, preferiblemente, entre tres y doce meses. Se seleccionarán los dos ETFs que muestren los mejores resultados y serán incluidos dentro del portafolio. Este mismo ejercicio se realizará periódicamente sustituyendo aquellos que pierdan Momentum, por los que aparecen primeros en la lista.

El Back Testing de esta estrategia muestra resultados realmente impresionantes. Entre Enero del 2003 y Octubre del presente año, la rentabilidad compuesta anual es del 14.37% lo que representa 65% más de lo que creció el SP-500 anualmente durante el mismo período. Ello quiere decir que si usted hubiera invertido US$ 10,000 en el principal Indice de la Bolsa americana a comienzos del año 2003, hubiera obtenido US$ 31,656 a finales de Octubre del presente año. En cambio, si hubiera utilizado la estrategia antes descrita, su dinero se habría convertido en más de US$ 64,000.




Pero eso no es todo. Esta rentabilidad hubiera sido obtenida con un nivel de volatilidad menor aun que la del SP-500. Además, como la estrategia tiene un mecanismo de seguridad frente a grandes caídas del mercado, su mayor reducción desde un nivel máximo fue, durante todo este período de 13 años, de apenas 16.86%, mientras que el SP-500 llegó a enfrentar una corrección del 50%.

Algunos otros indicadores permiten comprobar el nivel de Robustez de esta estrategia: Su Ratio Sharpe es de 1.00, su Ratio Sharpe es de 1.72 y tiene una correlación con el mercado de apenas 0.62. Asimismo, cabe mencionar que la estrategia tiene un Beta de apenas 0.59, un Alpha en términos anuales de  8.87%, ha obtenido resultados durante el 65% de los meses vigentes y una relación de ganancias/pérdidas de 1.22. Finalmente, cabe destacar que esta estrategia no registra ningún año con resultado negativo, ni siquiera durante la crisis financiera del 2008.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario