martes, 20 de diciembre de 2016

Cómo Ganar Dinero en la Bolsa el Próximo Año?

Por Gonzalo Loayza Devéscovi

Cómo se comportarán los mercados en el 2017? Se podrá ganar dinero en la Bolsa? El  mercado de Bonos seguirá cayendo? Cómo se moverán las Monedas? El oro y el resto de Metales serán una buena inversión? Estas son preguntas que muchos inversionistas y analistas se hacen generalmente al terminar un año. Sólo esta semana, importante firmas como BlackRock y Goldman Sachs han publicado sus principales previsiones para el próximo año.

Claro que siempre hay elementos de incertidumbre que dificultan este análisis. En esta oportunidad, evidentemente que el inicio del gobierno del Presidente Trump es probablemente el más importante de ellos. Sin embargo hay otros aspectos que constituyen riesgos especialmente relevantes a tomar en cuenta. Si la FED cumple con su promesa de aumenta dos o tres veces más las tasas de interés durante el 2017, probablemente el precio del Dólar continue subiendo y el Oro mantenga su tendencia a la baja, por ejemplo. pero que podría suceder si decide no realizar nuevos aumentos en la tasa de interés?

Por otro lado, en Europa, la solución al Brexit, las elecciones en Italia y los problemas recurrentes de economías como la de Grecia, probablemente continuarán generando mucho ruido en los mercados. Del mismo modo, en Asia, el desempeño de la economía de China y Japón constituyen variables muy difíciles de predecir, y los mercados emergentes estarán supeditados al precio de las Materias Primas.

Con tantos aspectos juntos por definir, cómo sería posible tener éxito con nuestras inversiones en los mercados? La respuesta pasa siempre por el mismo concepto: Tener una visión de Largo Plazo. Si, ya sé que el mundo está lleno de Millenials, es conocido que esta generación quiere resultados muy rápidos y no tiene mucha paciencia para esperar al largo plazo.

Sin embargo, al Mercado, no le importa mucho nuestra clasificación entre las generaciones actuales y las pasadas y tampoco se deja llevar por la impaciencia de la gente. Por supuesto que los mercados nos dan oportunidades de ganancias muy buenas a corto plazo. Lo que hay que entender, es que estas oportunidades serán más fácil de identificar y aprovechar cuando se sigue una estrategia de Largo Plazo.

Hace unos años, George Soros se hizo famoso por ganar US$ 1,000 Millones en un sólo día invirtiendo en contra de la Libra Esterlina. Tiempo después se conoció que esta rápida ganancia sólo fue posible porque este movimiento en el precio de la moneda británica se produjo dentro del entorno de la estrategia de Largo Plazo del Fondo manejado por Soros.

En realidad, el mercado necesita de un alto nivel de incertidumbre y una dosis de malas noticias para seguir subiendo, ya que de lo contrario, sería muy fácil ganar dinero en los mercados financieros. Estas condiciones, magnificadas además por la acción de los medios noticiosos, afectan adversamente el comportamiento de los inversionistas, llevándolos a cometer errores en sus decisiones.

No hay dudas que la estabilidad psicológica es una de las principales condiciones para poder tener éxito en los mercados. Numerosos estudios revelan los diferentes estados de ánimo por los que pasan los inversionistas de acuerdo a la manera que se mueven los precios en el mercado.

Al respecto de este tema, hace unos días tuve la oportunidad de leer un artículo muy interesante de Christopher de Souza, que detalla con bastante precisión este proceso.


Si usted estudia los principales factores emocionales y psicológicos que intervienen en las decisiones de los inversionistas, podrá evitar la mayor parte de errores que se cometen en el trading, como por ejemplo la venta de acciones a la baja debido al pánico de pérdida. Este tipo de errores son los que originan pérdidas recurrentes en los inversionistas, especialmente en aquellos que buscan retornos en el corto plazo.

Si bien hay que tener mucho control psicológico y fuerza emocional para mantener sus posiciones cuando cae el mercado, los resultados de aquellos que lo logran, resultan siendo mucho mayores de los que deciden salir del mercado, aunque sea a pérdidas y quedarse en cash hasta que el mercado vuelva a dar señales de recuperación.

Algunas compañías como Dalbar Inc. se dedican a medir los efectos de estas malas decisiones sobre cuentas reales de los inversionistas y las diferencias en los resultados son realmente abismales. En un estudio de 30 años, se ha podido mostrar los pobres resultados en ganancias que han generado los inversionistas individuales, tanto si invirtieron en acciones como en instrumentos de renta fija.


Sin hacer prácticamente nada más que adquirir un instrumento que replicara al SP-500 y teniendo el control psicológico de mantener su inversión en épocas de turbulencia, cualquier inversionista hubiera generado un poco más de 10% al año durante los últimas tres décadas. Es decir, el triple de lo que obtienen aquellos inversionistas que prefieren seguir estrategias excesivamente activas.

En los últimos 20 años, un inversionista que hubiera gestionado un patrimonio de US$ 100,000 por ejemplo, lo hubiera convertido en un poco más de US$ 249,000, mientras que si hubiera comprado el indice SP-500 de la Bolsa Norte americana, ese mismo monto se hubiera transformado en casi US$ 483,000.

Cuales son las causas de este pobre desempeño?

De acuerdo al estudio de Dalbar, la principal explicación de la baja rentabilidad obtenida por los inversionistas se explica por factores vinculados a su comportamiento. Las principales trampas de comportamiento identificadas por este estudio son: las ventas de posiciones debido al pánico, compras por exuberancia y la búsqueda por adelantarse al mercado.

Es conocido que el pánico es una de las dos emociones más importantes del ser humano dentro de los mercados financieros. La aversión a las pérdidas, origina que los inversionistas corten sus pérdidas en algún momento dentro de un período de caída del mercado y generalmente esto sucede en la zona previa al inicio de una nueva alza. Es decir que venden barato para luego comprar caro nuevamente. En esas condiciones, se hace muy difícil ganar dinero consistentemente.

Del mismo modo, los inversionistas promedio tienen la tendencia de seguir a la multitud. En consecuencia, cuando el mercado se vuelve exuberante y los precios suben alocadamente, es cuando más dinero ponen sobre la mesa los inversionistas que no son profesionales. Esto ocurre, generalmente en la zona previa al inicio de la caída del mercado. Nuevamente, este es un comportamiento perverso en contra  de los intereses de los mismos inversionistas.

Finalmente, timing el mercado es muy difícil y las estadísticas muestran que quienes lo hacen, generalmente terminan perdiendo su capital en el tiempo, o logrando una rentabilidad mucho menor a las del mercado. La combinación de diversos indicadores técnicos para adelantarse a la acción del mercado, terminan originando sólo ganancias de corto plazo pero resultados muy pobres a largo plazo.

Entonces, cual es la ruta del éxito?

A partir de mediados de la década de los 90, se han realizado mucho estudios en Estados Unido, tratando de identificar cuales son las claves que nos permitirían obtener grandes ganancias en la Bolsa de Valores a Largo Plazo.

Los viejos inversionistas más exitosos en la actualidad como Ray Dalio, Warren Buffett, George Soros o Carl Icahn crecieron bajo el paradigma de Ben Graham, quien postulaba que la manera de ganar dinero consistentemente en el mercado, es comprando acciones cuyo precio de mercado sea menor a su valor fundamental o intrínseco.

Posteriormente, algunos de estos maestros de la inversión, como Warren Buffett por ejemplo, incluyeron la necesidad adicional que las acciones que se adquieran sean de empresas de muy alta calidad. Entre mejores sean las empresas, su gerencia, su posicionamiento en el mercado, sus productos o servicios, sus números contables o su estrategia, más posibilidades debería tener para ser incluida en un portafolio.

Estas dos condiciones son las que se conocen desde mediados de la década del 90 como dos Factores: Value y Quality. Numerosos estudios posteriores han mostrado que hay tres Factores adicionales capaces de generar retornos superiores a largo plazo: Size, Low Volatility y Momentum.

El avance de la tecnología está permitiendo tener acceso a estos filtros o factores de una manera mucho más rápida y sencilla de lo que lo lograron estos viejos zorros de Wall Street. 

En la actualidad, los nuevos inversionistas exitosos están haciendo lo mismo que los antiguos, pero de una manera un poco diferente. Aprovechándose de la tecnología, se están conformado portafolios que combinan algunos o todos estos cinco Factores. Y el arte o la ciencia de combinarlos adecuadamente está generando resultados realmente impresionantes. A esta nueva manera de construir los portafolios se le está llamando Trading Cuantitativo y es la fuente de crecimiento en el valor de los portafolios más importante que se está apreciando en muchas décadas.

Por lo tanto, no se preocupe tanto del 2017, ni de la presidencia de Trump o las decisiones de la FED. Si quiere tener éxito en sus inversiones, parece más importante pensar a largo plazo, y concentrase en encontrar la mejor manera de subirse al carro del Trading Cuantitativo. Claro, que esto sólo es una opinión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario